Sumas y restas

Formas creativas de introducción a la suma y la resta.

 

Primaria marca una transición a un enfoque más orientado al aprendizaje académico. Los niños pasan al colegio después de un intervalo en la educación infantil, y puede que pasen a sentarse en filas en lugar de hacerlo en grupos o en parejas. 
 

La enseñanza de las matemáticas se hace más académica, también. Las clases son más estructuradas, y hay nuevos conceptos que dominar.  Pero a diferencia de las clases de matemáticas de antaño, cuando se les obligaba a memorizar operaciones y luego practicar sin fin en las hojas de trabajo, los mejores maestros de hoy en día hacen hincapié en las experiencias que profundizan y fortalecen en los niños la comprensión de las ideas que hay detrás de los cálculos. 
 
Aprendiendo a sumar
Los profesores de 1º de primaria pueden pasar la mitad del año o más con la suma y la resta. La mayoría de los países tienen normas que marcan como objetivo para todos los niños de 1º grado sepan las operaciones de suma y resta correspondientes, y sumas hasta 20. Pero antes de que los niños pueden dominar estos conceptos básicos, necesitan entender la naturaleza de la adición y la substracción. La resta tiende a ser un concepto que es especialmente difícil de comprender. "No debería dedicarse una gran cantidad de tiempo a experimentar y entender el significado de las operaciones", dice Cathy Seeley, Presidenta del Consejo Nacional de Profesores de Matemáticas de EEUU. "Si se introduce la operativa en la mente de un niño cuando solo comprende el concepto parcialmente en su mente , esta operación se convertirá en algo confuso." 
 
Para tal fin, los maestros utilizan objetos y juegos, y desafían a sus estudiantes de primer grado a pensar creativamente acerca de los números. Pueden mostrar a los niños un grupo de objetos y preguntarles: "¿De cuántas maneras podemos hacer 6?" y juntos llegar a 2 y 4, 3 y 3, 1 y 5, y 6 y 0. Le enseñarán "familias de operaciones", un término para el uso de la relación inversa entre la suma y la resta para resolver problemas. Por ejemplo, 5, 4 y 9 es una familia de operaciones. Si 5 más 4 es igual a 9, luego si a 9 se le quitan 5 deberá ser igual a 4. 
 
Las vías directas de aprendizaje
La mayoría de los maestros de 1º grado emplean pequeños trucos para ayudar a los niños a dominar la suma y resta. Cogen casi cualquier objeto para mostrar cómo obtener 3 y 6 para hacer 9. Por lo general, no se sugiere contar con los dedos, lo que puede convertirse en un hábito-resistente-de difícil vuelta atrás después. Pero tienen otras ayudas para el aprendizaje que han sido probadas con el tiempo, como hacer marcas de conteo con lápiz y papel (una serie de líneas paralelas, con la quinta línea en cada "paquete" que cruza las otras líneas en diagonal), y contar hacia adelante para la adición y hacia atrás para resta. 
 
El conocimiento de la suma de los números iguales, cómo 8 y 8, y aprender a saltar en el recuento (recuento de cualquier otro número) es otra vía directa. Muchos profesores animan en 1º grado a memorizar los iguales hasta 20, y que sean capaces de contar de 2 en 2, de 5 en 5, y de 10 a 100. Por ejemplo, si su hijo sabe instintivamente que 8 más 8 es 16, él simplemente tiene que añadir uno para saber la respuesta a 8 más 9. 
 
Una vez que el concepto de suma y resta ha hecho clic en su mente, los niños solo necesitan ganar fluidez. Los maestros juegan a juegos divertidos que aprovechan la creciente importancia de los pares en el primer grado. El profesor de mi hijo juega a un juego llamado "las cuatro esquinas". Los niños rotan a través de cuatro esquinas diferentes del aula de matemáticas en las que juegan diferentes juegos. En la primera, se turnan para mostrar el uno al otro tarjetas de memoria flash de sustracción; en el segundo, ruedan los dados y suman los dos números que aparecen; en la tercera se utilizan las tarjetas con familias de operaciones y tratan de crear tantas operaciones de suma y resta como puedan; en la cuarta, practican además con tarjetas de memoria flash. "Las interacciones emocionales y sociales son muy importantes para los niños de primer grado," dice Addie Fasulo, una maestra de 1º grado en Brookdale Avenue School en Verona, Nueva Jersey. "La interacción de los niños es una gran manera de motivarlos a aprender matemáticas." 
 
Dinero, tiempo, y más
Los problemas son un elemento básico en las pruebas o exámenes, y su hijo recibirá su primer encontronazo con ellos este año. Aprenderá que las palabras claves como "todos juntos", "unir" y "en todos" indican que los números deben ser sumados, mientras que frases como "¿cuántos más?", "comparar" y "encontrar la diferencia" sugieren la resta. 
 
Su hijo también aprenderá conceptos sobre el valor de posición, lo que proporciona la base para aprender a "trasladar" o "reagrupar" al añadir o restar números de varios dígitos. Para ayudar a los niños a entender el concepto de los números 1, del 10 y el lugar del 100, una estrategia muy común es usar un haz de palitos o paletas para representar cada lugar. Por ejemplo, para mostrar 24 con 24 palitos de helado, se pondrían 4 palos en los "unos"  y 2 en paquetes de "decenas". 
 
El dinero es parte del plan de estudios de 1º grado. Una habilidad que no solo es valiosa en sí misma, sino que también es una forma de practicar la suma y resta y comprender el valor relativo. Su hijo aprenderá a intercambiar monedas de diez centimos por centimos, a contar y hacer el cambio, tal vez en una tienda simulada del aula. 
 
Otros conceptos matemáticos incluyen decir la hora según la media hora más cercana, el reconocimiento de las formas, la lectura de los termómetros, y el uso de herramientas de medición, tales como reglas. También puede esperar que su hijo haga álgebra elemental con problemas de suma y resta que implican averiguar qué parte de la ecuación no está presente, en operaciones de sumas. (Eddie tenía 14 globos. Algunos se alejaron flotando. se quedo con 5. ¿Cuántos perdió?) Va a aprender a organizar y comparar los datos, la estimación, y descubrir patrones. Tal vez lo más importante, que aprenda es el "por qué" detrás de sus respuestas, y a adquirir el hábito de explicar su razonamiento. A pesar de que algunos padres pueden estar dispuestos a que sus hijos puedan seguir hacia el reagrupamiento (llevadas) y otras habilidades matemáticas de nivel superior; los mejores profesores se dan cuenta de que estos conceptos se aprenden más fácilmente cuando están construidos sobre una sólida comprensión de los conceptos básicos.

Comparte en Facebook
Comparte en Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Resolución de Problemas: Multiplicación y División con decimales.

October 3, 2017

1/7
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
LOGO METODO BLANCO.png
LOGO NEWTON BLANCO PNG.png

 "Método Singapur ®" y "Matemáticas Método Singapur ®" son marcas propiedad de Matbrains @2016 by MATBRAINS. 

-

-